Día a día me encuentro con gente buscando clases de inglés y pidiéndome un profesor nativo. Muchas veces se me hace imposible hacerle entender a esta persona que el profe que voy a asignarle no es nativo pero es excelente. Al parecer tenemos una obsesión con que el profe sea nativo. Las curiosidades al respecto son asombrosas. Además damos por hecho que un nativo será inglés o americano, jamás tenemos en cuenta que un nativo puede ser sudafricano, nigeriano, hindú.

Es comprensible que tras largos años en los que el inglés en España fue la asignatura pendiente de todos, incluidos los profesores, la gente tenga miedo a un profesor español o no nativo. Miedo a que hable mal, o a que no sepa lo suficiente.

Por suerte esto va cambiando poco a poco, pero es muy difícil hacerle ver a una persona que un profesor no nativo puede ser un excelente profesor.

Curiosamente nuestros profes no nativos suelen ser los más felicitados por nuestros alumnos. Entre otras cosas porque se esmeran muchísimo en clase, saben muy bien por lo que está pasando el alumno, pueden ver más allá del error y encontrar la raíz del problema.

¿Cuál es el profe ideal entonces? Básicamente aquel que te explique con claridad, que te ayude, que te motive, que consiga que aprendas algo y lo recuerdes. Eso vale más que su nacionalidad, profes buenos y malos los hay de todos los sitios.

No me quiero extender en el tema, pero a quien le interese leer un poco, aquí hay dos artículos muy interesantes al respecto.

http://www.britishcouncil.org/voices-magazine/native-english-speaking-teachers-always-right-choice

http://teflequityadvocates.com/2014/05/20/why-i-wish-i-was-a-non-native-english-speaker-by-james-taylor/