motivacion_laboral1

Cada vez está más claro que para aprender de forma más constante y con buenos resultados es necesario estar motivados. Pero es importante tener en cuenta que la motivación debe ser interna, este tipo de motivación es la que nos dará la energía suficiente para sobrellevar el esfuerzo que implica aprender un nuevo idioma. Cuanto más nos guste, más fácil lo aprenderemos.

Esto no quiere decir que todo será un camino de rosas, pero cuando te obligan a hacer algo, no te gusta y encima es complicado, pues tienes todas en tu contra.

La motivación interna es fundamental y hay que alimentarla, para ello hay que tener un objetivo claro y entender que aprender inglés nos servirá para conseguir ese objetivo, es nuestra llave digamos. Por ejemplo, viajar alrededor del mundo puede ser nuestro principal objetivo, pero para hacerlo estaría muy bien hablar inglés y poder manejarnos en muchos sitios con menos dificultad.

Otra razón podría ser un trabajo con el que soñamos hace tiempo, y para que el puede que sea necesario hablar inglés.

Ahora bien, las razones parecen muy fuertes, pero siguen siendo una motivación externa, una obligación digamos. No hacen del inglés nuestro principal objetivo.

Entonces, ¿cómo cambio el enfoque? Bueno esto será difícil, especialmente si ‘odiamos’ el inglés. Creo que lo principal es verle el lado bonito, y para ello es fundamental hacer un esfuerzo. Por ejemplo, a mí me encanta la cultura inglesa, la historia, bueno soy una amante del idioma, lo cual facilita mucho que quiera siempre aprender cosas nuevas. Pero, ¿qué pasa si no es tu caso? ¿cómo verlo bonito? Creo que esto va a depender de encontrarle conexiones con lo que te guste (objetivo principal, viajes por ejemplo) y luego dejar de pensar en lo negativo (odiamos a Inglaterra, odiamos a los ingleses, Gibraltar, Brexit, etc.) Verlo como un idioma global, que ya perdió su origen digamos. Como si ya no perteneciera solo a una cultura o a un lugar concreto.

A veces hay cosas que no nos gustan y terminamos haciendo el esfuerzo (el brócoli por ejemplo), bueno con el inglés sería similar, hay que forzar al cuerpo a que te guste, buscarle el lado bonito y tirar de ahí.

Para información sobre clases de inglés o si quieres conocer tu nivel de forma gratuita: http://www.mrbrownenglish.com