Durante mucho tiempo, incluso a día de hoy, las listas de palabras a memorizar fueron un must. Si bien hay mucha gente que tiene buena memoria y este tipo de técnica le puede funcionar, es muy tedioso y la mayoría de las palabras se suelen olvidar pronto o causar bloqueos a la hora de hablar.

¿Qué sabemos al respecto?

Aunque el tema de aprendizaje de idiomas tiene todo tipo de teorías, hay cierto consenso en algunos aspectos a la hora de aprender nuevas palabras:

-Las palabras deben verse/usarse al menos unas 10 veces (hay quien dice 15 y quien dice 20), es una manera de que queden ‘grabadas’. La realidad es que hay palabras que puedes ver 20 veces y nunca recordar lo que significan, y otras palabras que puedes ver una sola vez y que se te queden grabadas para siempre. Esto se debe al impacto que te causó esa palabra la primera vez que la viste. Voy a poner un ejemplo: ‘pacifier’ esta palabra significa chupete y hay razones que la hacen fácil de recordar: 1) parece lógico, cuando pones el chupete al bebé todo se calma, se pacifica 2) es gracioso que se llame así y eso capta tu atención. Pero es cierto que cuanto más uses la palabra, más se quedará en nuestra memoria.

-Hay que aprender las palabras en un contexto. Esto es muy real, pero no necesariamente quiere decir que tengas que aprender palabras desde un texto. Hay textos en los que la trama puede ser algo poco frecuente y los términos se encuentran en una situación poco habitual, y eso tampoco ayuda mucho. El contexto hay que generarlo, por ejemplo ayuda mucho visualizarlo de alguna forma. Os pongo un ejemplo: quiero aprender palabras relacionadas con la cocina, entonces me planto allí y empiezo a ver los objetos y tratar de recordar cómo se dicen en inglés, si no lo sé debería buscarlo y tratar de encontrarle alguna relación con el objeto en cuestión. Por ejemplo: rallador se dice ‘grater’, que viene de ‘grate’ que es rallar. Aquí hay mucho peligro porque se parece muchísimo a otra palabra en español (sí, gratinar, que se dice ‘au gratin’). Entonces hay que volverse creativo y decir bueno ‘grate’ se pronuncia igual que ‘great’ y realmente el queso rallado es ‘great’. La relación que hacemos entre palabras e ideas es fundamental.

Imagen – Palabra: siempre es mejor aprender palabras a través de imágenes (en objetos concretos lógicamente). La principal razón es la de evitar traducir. ¿Por qué soy tan insistente con evitar traducir? Cuando estamos hablando uno de los mayores problemas es bloquearnos porque no recordamos o no sabemos cómo se dice lo que queremos decir, esto ocurre porque estamos pensando todo en español y luego lo pasamos al inglés. Seguramente vuestros profes os habrán dicho mil veces que no hagáis esto, pero en ciertos niveles es casi imposible construirlo todo desde el inglés. Hay que hacer el esfuerzo, pero no es algo que ocurra con facilidad. Entonces hay que colaborar con la causa y memorizar palabras traducidas no colabora con la causa. Por eso la asociación de imagen-objeto es una forma más natural, es la manera en la que aprendiste tu propio idioma, en el que por ejemplo no tienes traducción de manzana, tan solo te dicen manzana y te viene la imagen de una a la mente, bueno esto es lo que queremos lograr en inglés.

-Pegar post-it por toda la casa: esto puede funcionar por lo anterior, el tema relación palabra-imagen/objeto. Es bueno, pero también es cierto que si esa palabra no la utilizas, se te olvida. Es automático, de ahí lo del primer punto, hay que usar las palabras para que se fijen. No siempre es fácil usar todas las palabras que aprendemos y eso hace que se nos olviden. Entonces hay que seguir una máxima de practicidad, siguiendo con el vocabulario de comida, ¿qué te gusta? ¿qué odias? ¿qué te sienta mal? ¿a qué le tienes alergia? Esas palabras las tienes que aprender como sea, y normalmente lo haces porque son tan importantes para ti que tarde o temprano lo terminas aprendiendo. Si te gusta el pomelo, aprenderás muy rápido a decir ‘grapefruit’, si no te gusta seguramente lo confundas y lo olvides, pero ¿cuántas veces en tu vida necesitarás usar la palabra pomelo si es una fruta que te resulta indiferente (no te gusta, no te cae mal)? No quiero decir con esto que no es importante aprender palabras nuevas, solo digo que no hay que obsesionarse con saber todas las palabras, porque además tengo una mala noticia, entre el inglés moderno y el antiguo llegamos a 1 millón de palabras en 2006. ¿Crees que puedes aprenderlas todas? ¿Te sabes las casi 300 mil palabras del español? Como puedes ver no es necesario, ni posible, saber tantas palabras.

-Las familias de palabras o mind maps sirven si eres de los que necesitan aprender por categorías, por ejemplo puedes poner en el centro ‘family’ y de ahí sacar ‘daughter’ ‘son’ ‘mother’ etc. O jugar a ‘categories’, el famoso ‘stop’, donde pones diversas categorías (colores, animales, frutas, países, etc) y vas tratando de rellenar con palabras que empiecen por una letra en concreto.

-Usar diccionarios: no está comprobado que una persona aprenda más palabras por buscarlas en el diccionario, de hecho lo más normal es que te las olvides. Veo interesante la opción de buscarlas, pero no garantiza su aprendizaje. Te recomiendo que si te tomas el trabajo de buscarla, al menos la apuntes, la trates de conectar con otra cosa, uses formas creativas para recordarla y que merezca la pena el esfuerzo de buscarla. Siempre intenta de usar diccionarios que tenga audio, así también escuchas cómo se dice.

-Leer. Bueno esta recomendación está muy extendida entre los profes, pero realmente no podemos decir que ayude a aprender vocabulario. Cuando leemos es muy incómodo estar buscando palabras, marcando, subrayando. Por norma general abandonamos toda esta estrategia junto con el libro que leemos en la 5ta página (siendo optimistas). No es que seas perezoso/a sino que es incómodo y agotador. Leer debe ser placentero, no tedioso. Leer ayuda a consolidar estructuras y también vocabulario ya aprendido. Por eso recomiendo empezar leyendo libros de niveles un poco más bajos del que tengas para que te sea más ameno y te motive más el ver que puedes terminar un libro en inglés sin pasarte medio día buscando palabras.

-Por último, lo más importante, por no decir fundamental/crucial, es usar lo que sabes. Hay que aprender a usar lo que sabemos, porque además es una manera de aprender más, de poner lo aprendido en práctica y de ser fluidos al hablar. Os voy a poner otro ejemplo: viviendo en Londres trabajaba de camarera en una cafetería, más bien estaba en la barra, tenía que preparar cafés, bebidas y zumo de naranja esto último era lo más molesto porque me dejaba las manos y uñas naranjas, así que decidí que necesitaba un cepillo para mis uñas. Fui a una tienda de estas que venden de todo y no podía dar con él, así que me decidí a preguntar, pero claro desconocía la palabra que se usa en inglés para decir cepillo de uñas, entonces procedí a hacer lo que os recomiendo siempre: describir el objeto en cuestión ‘Hi, I need a brush for my nails’. A lo que el señor respondió algo que jamás olvidaré: ‘A nail brush?’. Era fácil. Con mi descripción el señor me entendió y pude conseguir lo que quería, no hubo ningún mal entendimiento. Y eso es lo que buscamos. Cuando no sepas una palabra, en vez de quedarte media hora pensando, te recomiendo que hagas una descripción.

-Dato extra: muchas veces el bloqueo al hablar viene de intentar traducir una palabra en concreto, lo normal es que el profe nos dice que busquemos alternativas, pero siempre creemos que la alternativa tiene que ser en inglés. Supongamos que quiero decir ‘en concreto’, seguramente nos vengan palabras como ‘concrete’ (concreto pero de cemento) y tardemos mucho tiempo en encontrar cómo decirlo. Sin embargo, si en lugar de seguir buscando la palabra en inglés, buscamos un sinónimo en español, existe una gran posibilidad de encontrar la opción. Por ejemplo: basicamente, en espécifico, en particular, para resumir. Seguramente ante tantas opciones, alguna conseguiremos encontrar en inglés. Porque tenemos que tener en cuenta que nuestro vocabulario en español siempre será más amplio que el de inglés.

Como siempre puedes encontrar más información sobre nuestras clases en www.mrbrownenglish.com donde podrás conocer tu nivel de inglés de forma gratuita!